Planchas a gas acero

Planchas a gas acero

En Griferías Rome encontrarás la plancha a gas de acero que necesita tu proyecto hostelero. Elige el tamaño de la plancha entre nuestra selecta gama de productos y benefíciate del servicio más personalizado de la mano del profesional equipo de Griferías Rome. Y recuerda, ¡si vives en la Península tienes tu plancha a gas en 24h! 

En Griferías Rome encontrarás la plancha a gas de acero que necesita tu proyecto hostelero. Elige el tamaño de la plancha entre nuestra selecta gama de productos y benefíciate del servicio más personalizado de la mano del profesional equipo de Griferías Rome. Y recuerda, ¡si vives en la Península tienes tu plancha a gas en 24h! 

Más
 Hay 5 productos.
Mostrando 1 - 5 de 5 items
Mostrando 1 - 5 de 5 items

Las planchas a gas se han convertido en una moda, dejando en desuso la tradicional barbacoa que se organizaba hasta el momento. Éstas ofrecen muchas más ventajas, puesto que además de ser posible cocinar con menos grasa gracias al material antiadherente que compone su placa, se le puede añadir a la comida cualquier salsa para enriquecer su sabor sin que ésta se derrame.

En concreto, las planchas a gas de acero laminado que puedes encontrar en esta sección ofrecen muchas ventajas sobre las otras tipologías y, además, están fabricadas para darles desde un uso doméstico hasta emplearlas en el restaurante con una buena valoración de estrellas, dependiendo del número de quemadores que requieras.

Planchas a gas de acero laminado

¿Planchas a gas acero o hierro?

Las planchas a gas de acero laminado son las que se usan habitualmente, ya que son mucho más limpias que las planchas a gas de hierro y menos aparatosas. Las primeras quedan como nuevas cuando al acabar de cocinar, se vierte sobre su placa vinagre o limón y se frota con un estropajo; mientras que las segundas hay veces que la suciedad no hay manera de quitarla y se va acumulando capa sobre capa de grasa. Por otro lado, los quemadores de la modalidad de acero son capaces de mantener caliente la plancha de forma continuada, para poder mantener una actividad incesante sobre ella.

Las planchas a gas de acero laminado que puede observar en nuestra tienda online están fabricadas en España con materiales de alta calidad, certificadas de hecho de Conformidad Europea (CE). Asimismo, el acero inoxidable con acabado satinado le asegura a la plancha una amplia garantía en cuanto a su vida útil.

Cómo saber la plancha que necesitas

Antes de elegir una de nuestras planchas a gas acero, te recomendamos que te plantees dos cuestiones básicas para que la que elijas se adapte a la perfección a tu uso. En primer lugar, decántate por una plancha a gas en vez de por una eléctrica ya que alcanzan mucha potencia y llegan más rápido a la temperatura deseada. También, su consumo es mucho menor que la que emplea electricidad.

En segundo lugar, plantéate el volumen de comida que normalmente calentarás sobre ella para saber con cuántos calentadores deberías adquirirla. Es muy importante adaptarse a esta cantidad ya que, si no, es muy fácil que el resultado no quede como habías imaginado.

Consejos para limpiar tu plancha

Una de las características más destacables de nuestras planchas a gas acero es que la placa de cocción se extrae totalmente para facilitar no solo su transporte, sino su limpieza y mantenimiento. Con esta opción, que la convierte única en el mercado, será menos complicado dejarla como nueva para su próxima utilización.

A la hora de limpiarla, primero te recomendamos poner en marcha la plancha para echar sobre esta placa unas gotas de vinagre o limón. Cuando veas que el líquido coge temperatura, deja unos minutos para que el ácido extraiga buena parte de la suciedad y apaga los quemadores que hayas encendido. Luego, ayudándote con una espátula o pala ancha, rasca la superficie para quitar los restos que hayan quedado tras el proceso. A continuación, friega esta zona con una esponja de aluminio y después, enjuágala con un paño mojado en poca agua. Finalmente, recomendamos a nuestros clientes verter un poco de aceite sobre la placa para evitar que se oxide.

Planchas a gas cromo duro

Las planchas a gas cromo duro son otra opción para aquellos profesionales que saben emplearla, ya que son varias las diferencias que tiene con respecto a las de acero. Tienen poca temperatura y su radiación térmica es corta, de forma que tendrás que poner la mano muy cerca de la placa para comprobar si está caliente o no. Son las más habituales para el trabajo con pescados y verduras, pero no para carnes. Su limpieza se realiza con hielo, y hay que tener cuidado porque su placa es muy delicada y se raya con el más mínimo golpe.